Miguel “Alacrán” Berchelt mandó a la lona en tres ocasiones a su compatriota Miguel Román, y posteriormente le aplicó un espectacular nocaut en el noveno round, para quedarse con el campeonato Superpluma del Consejo Mundial de Boxeo por cuarta ocasión.

La pelea que se celebró en el Don Haskins Center de El Paso, Texas, resultó emocionante gracias a la valentía de Román, aunque Berchelt siempre fue superior, mantuvo el orden y el control sobre la lona y fue explosivo cuando lo necesitó para, finalmente, aplicarle el cloroformo a boxeados de Chihuahua.

En el sexto episodio, Miguel se fue a la lona en un par de ocasiones y parecía que ahí se había acabado todo, pues ya era evidente la superioridad de Berchelt, pero sacando valentía, Román se levantó para entregarse y vender aún más cara la derrota.

A pesar del ímpetu, el chihuahuense no pudo cambiar la dirección de la batalla, pues “Alacrán” se creció aún más con su constante jab, el golpeo a las zonas blandas y sus misiles al rostro de su retador obligatorio.

Román volvió a caer en el noveno y aunque se levantó de nuevo, sólo fue para recibir más golpes del campeón, quien, con otra ráfaga, obligó a la detención del pleito a los 2:58 minutos del citado capítulo.

“Ha sido mi pelea más dura desde que soy campeón, más dura que con Francisco Vargas y Takashi Miura. Román es un guerrero”, expresó Berchelt después de su triunfo.