En una nueva pelea que dividió opiniones, Saúl “Canelo” Álvarez derrotó a Daniel Jacobs y marcó la historia del boxeo nacional, pues con su triunfo por la vía de la decisión unánime, el jalisciense se convirtió en el primer pugilista mexicano con tres títulos de organismos diferentes en un mismo peso.

Fue en la T-Mobile Arena de Las Vegas donde Álvarez unificó los títulos de peso Medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y Federación Internacional de Boxeo (FIB), todo esto con tarjetas finales de 115-113, 115-113 y 116-112.

Sin embargo, pese a la hazaña que esto significa, el triunfo del “Canelo” generó debate debido a que el estadounidense pudo imponer condiciones por largos lapsos de la pelea.

“Esperábamos una pelea difícil, debíamos tener paciencia para ganar y fue lo que hice”, Saúl Álvarez

Saúl fue ampliamente superior durante los primeros asaltos, pues logró acorralar y cortarle el ring a un rival que lo superaba en técnica y altura.  Con mucha confianza sobre el encordado, el de Jalisco dio cátedra de una defensa que constantemente hizo abanicar a Jacobs.

Para desgracia del mexicano, a partir del sexto asalto el estadounidense encontró la manera de hacerle daño, pues con sus constantes cambios de guardia, Jacobs sorprendió a Saúl y a causa de esto fue que el combate se equilibró en Las Vegas.

Aún sin poder descifrar los cambios de guardia de su rival, “Canelo” comenzó a retroceder y constantemente estuvo merodeando las cuerdas. Pese a su gran exhibición a la defensiva, le fue imposible eludir un poderoso derechazo que provocó la euforia en la T-Mobile Arena.

Al final, las estadísticas afirman que “Canelo” superó a Jacobs en cuanto a golpes conectados y golpes de poder, pues Saúl logró atinar 188 impactos (120 de poder) de los 466 que tiró durante el combate.

Por su parte, el estadounidense apenas logró conectar 131 de 649 golpes que tiró. Sólo 89 fueron de poder.

Ahora, ya con sus tres títulos en la bolsa, “Canelo” se consolidó como el mejor peso Medio del mundo, pero, al parecer, sigue sin convencer a un gran sector de la afición que le pide un triunfo contundente que esté a la altura de las expectativas.

Siendo monarca mediano del CMB, AMB y FIB, a “Canelo” aún le falta conseguir el título de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), mismo que pertenece al estadounidense Demetrius Andrade.

 “Canelo” estaba dando cátedra de buen boxeo en Las Vegas, pues con una presión constante y una defensa insuperable, Jacobs no encontraba forma de hacerle daño a Saúl. Sin embargo, a partir del sexto round, los cambios de guardia del estadounidense hicieron sufrir al mexicano y equilibraron el pleito.

Aún sin poder descifrar los cambios de guardia que implementaba Daniel Jacobs, “Canelo” recibió un derechazo que estremeció a propios y extraños en la T-Mobile Arena. Pese a ese gran volado que le pegaron en el noveno asalto, Saúl nunca estuvo cerca de irse a la lona.

Luego de que los jueces dieron a conocer el resultado unánime a favor del jalisciense, el público presente en la T-Mobile Arena de Las Vegas no tuvo empacho para abuchear el dictamen de los jueces, pues a su parecer, muchos consideraron injusta la derrota de Daniel Jacobs.