El cubano Erislandy Lara venció este sábado por nocaut en el segundo asalto al mexicano Ramón “Inocente” Álvarez para coronarse en los pesos superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en pelea estelar efectuada en Minneapolis (Minnesota).

“Primero que todo quiero agradecer a mi equipo y a todos mis seguidores, pues me siento muy bien de haber recuperado un título que tuve una vez”, señaló Lara después de acabar con su rival.

Luego de un primer asalto de estudio, el cubano salió agresivo en el segundo y con tres zurdazos rectos al mentón estuvo a punto de sacar del cuadrilátero a su rival, quien recibió su primer conteo.

Acto seguido, el cubano continuó con una andanada de golpes que motivó la intervención del árbitro para decretar el nocaut.

“Cuando lo arrinconé la segunda vez no quise lastimarlo, pues ya veía que no estaba en buen estado”, aclaró Lara después del combate.

Ramón es el hermano menor de Saúl “Canelo” Álvarez, por lo que de haber cumplido con el peso y vencido al cubano, hubiera sido el primer trío de hermanos mexicanos en convertirse en campeones mundiales.