La doctora Eunice Rendón, coordinadora general del proyecto, Ring Boxeando por la Reinserción, llegó a los “Martes de café” para platicar con la prensa especializada los resultados e impacto que ha tenido el programa con los internos del CERESO de Atlacholoaya.

 

Explicó que esta iniciativa tiene como objetivo desarrollar herramientas sociales, psicológicas y laborales que permitan a los internos reintegrarse a la sociedad una vez que salgan de prisión, así como reducir los niveles de violencia a nivel individual, familiar y comunitario, teniendo dos componentes principales: el deportivo y psicoemocional.

 

La doctora Rendón habló de lo importante que es trabajar con la comunidad más vulnerable y en este punto agradeció de manera muy especial al Consejo Mundial de Boxeo, organismo que trabaja directamente en esta iniciativa.

 

Explicó que el aspecto deportivo consta de 37 sesiones de entrenamiento de boxeo y 6 pláticas por parte de boxeadores profesionales como José Pipino Cuevas y Humberto Chiquita González. El componente psicoemocional abarca de 26 sesiones de terapia individual y grupal sobre el control de la violencia y las relaciones interpersonales.

 

La doctora Eunice Rendón, habló de las acciones relacionadas con la prevención terciaria de la violencia, en un contexto en el que uno de cada cuatro internos es reincidente, centrando las intervenciones en quienes cometieron algún crimen, con la finalidad de que no se repita el acto delictivo y es que, está comprobado que uno de cada cuatro internos reincide pues el modelo de castigo que tienen las cárceles no funciona por ende el interés de trabajar con este nuevo modelo de reinserción.

 

Mencionó, que se deben buscar esquemas que contribuyan a la reinserción a través de intervenciones integrales que aborden desde distintos ámbitos sus necesidades físicas, psicoemocionales y sociales.

 

Acerca de los resultados que hasta este momento se han arrojado, la coordinadora comentó que los cambios han sido significativos, pues hasta ahora no ha habido incidentes violentos dentro de la carcel, se ha mejorado la relación de los internos con sus familiares, el 77% dejó el consumo de drogas y en su mayoría mejoraron su imagen.

 

Satisfecha con estos resultados, adelantó que en coordinación con el WBC, ya se está trabajando en llevar este programa a otros ceresos.