Un merecida oreja fue la que le otorgaron a Luis Adame este jueves en Las Ventas de Madrid. Fue a con toro de Juan Pedro Domecq, el cual le permitió al torero hidrocálido estar variado, valiente y mostrar una gran personalidad.

 

“Estoy feliz de ver a Luis David así, sabiendo lo que hacía, pleno y con la cabeza despejada”, comentó su hermano Joselito.

 

Esta oreja es la primera para el joven torero de Aguascalientes, quien al final fue el ganador de la corrida de este jueves, en la que alternó con Juan Serrano Finito de Córdoba, que tuvo pasajes de gran calidad.

 

Luis David inició su faena al tercero estoicamente y después supo bajarle las manos por ambos lados en muletazos de mucho trazo.

 

Ombú de 540 kilos, embistió con claridad y Adame luego supo aprovecharlo de manera perfecta.

 

Después de dar una vuelta al ruedo con el apéndice en la mano, la gente le mostró su aprobación unánime para con el mexicano, que con el segundo ya no pudo refrendar.