Con el mejor tiempo de Márquez (2:03.787), finalizó la calificación de la tercera carrera de la temporada 2019 del Mundial de MotoGP en el Autódromo de Las Américas de Austin Texas.

Salió a la pista y lo hizo con las ideas muy claras. Quería mantenerse invicto en la batalla y Márquez salió airoso tras lograr la séptima pole consecutiva en el GP de las Américas. Por un momento, una tormenta eléctrica que obligó a suspender todos los FP3 ha amenazó su racha de imbatibilidad,

pero todo volvió a la normalidad y él ha sido su máximo rival sobre el asfalto americano en una calificación en la que Valentino Rossi se llevó el segundo lugar y Cal Crutchlow el tercero.

Miller abrirá una segunda fila de parrilla en la que un gran Pol Espragaró ha colocado a la KTM en el quinto puesto por delante de la Yamaha de Viñales. Rins arrancará desde la séptima posición y después hacerse un hueco en la batalla por la pole después de pasar por Q1, Jorge Lorenzo estacionó la Honda en el muro de la recta principal, repitiendo la imagen que dejó Márquez en 2015, teniendo que conformarse con ser undécimo.