Al haberse hecho las pruebas de homologación del Smart Fortwo eléctrico en México, la filial de Mercedes determinó que pudieran haber algunos golpes en la parte baja, donde se alojan las baterías, y ocasionar problemas, por lo que ha suspendido la venta de este modelo, hasta que se solucione la dificultad. Las agencias siguen trabajando con normalidad.

En un comunicado de medios, la marca afirma tomar un año sabático. José Ramón Álvarez. Afirmó que, luego de pruebas que se hicieron al vehículo con baterías en México, se determinó que la colocación de las pilas en la parte baja de la unidad pudiera ocasionar algún problema, golpes o comprometer la seguridad de los ocupantes, por lo que la empresa decidió suspender el lanzamiento del modelo para el año calendario 2019.

El vehículo ecológico fue presentado recientemente en París, con la programación de su lanzamiento en más de 15 países. Pero las evaluaciones para México y Rusia determinaron los

riesgos ya expuestos, por lo que la corporación en Alemania determinó no iniciar la venta aún, hasta hacer más pruebas y salvar el problema de un posible golpe en la parte baja que pudiera ocasionar, incluso, un incendio, o problemas con las inundaciones.

Smart en México sigue trabajando con sus 20 agencias y 40 puntos de venta de manera regular. Se siguen comercializando los modelos de combustión interna y los híbridos. Se siguen dando los servicios y la venta de refacciones de manera cotidiana. Sólo se suspende el programa de la venta de los vehículos eléctricos que ya se anuncian en la página de Internet de la marca.

La división de miniautos ha vendido 868 unidades en los nueve meses del año, con un crecimiento del 15.1%.

El Smart eléctrico se produce en una planta ubicada en Francia, desde donde llegaría a México, hasta nuevo aviso.

El vocero habla de una posible tropicalización de la unidad, la adecuación para el mercado mexicano, lo que será determinado por Mercedes de Alemania.