Las organizaciones Diablos Rojos del México y Guerreros de Oaxaca disputarán la Copa «Juntos por México” en el Estadio Alfredo Harp Helú. El torneo dará inicio el próximo 12 de noviembre y serán 54 duelos los que se disputen en una fase regular (un mes).

Por día se jugarán dos duelos, uno programado a las 12 horas y el segundo a las 19 horas, de martes a domingo. Para el sábado 12 de diciembre está programado el partido de campeonato entre los dos mejores representativos.

Al encontrarse la Ciudad de México en el color naranja en el semáforo epidemiológico, no se permitirá acceso al inmueble, pero se podrán seguir los juegos por las redes sociales de los equipo y también las transmisiones serán por SKY y TV Deportes.

La organización de los Diablos Rojos informó en conferencia de prensa que el torneo se operará bajo una serie de protocolos sanitarios que se han establecido, en conjunto con autoridades del Gobierno de la Ciudad de México.

Operarán bajo un esquema de burbuja, es decir, concentrará a jugadores, personal y umpires en un misma sede (150 personas), quienes sus traslados serán del hotel y al estadio y viceversa, no tendrán permitido salir a otro lugar.

Othón Díaz Valenzuela, presidente Ejecutivo de los Diablos Rojos del México, mencionó que les han dado una serie de instrucciones a los jugadores que implica desde que salen de sus casas, tienen indicaciones de los que deben de hacer desde sus lugares de origen hasta la Ciudad de México y al llegar, se hospedarán en un hotel, todos estarán en habitaciones individuales al llegar.

“Toda la gente que esté en contacto con los jugadores permanezca en esa burbuja y logremos reducir cualquier riesgo de contagio”, precisó. La primera prueba que se les realizará es el 1 de noviembre y se les dará una capacitación de los protocolos.

Para el día 2, por la tarde recibirán los resultados y tendrán un primer filtro de las personas que pueden participar y el día 3 comenzarán los entrenamientos.

Los casos positivos que detecten serán asilados y los estarán monitoreando. Las pruebas aleatorias, pero cualquier individuo que presente algún síntoma relacionado con coronavirus se les aplicará la prueba. Previo al inicio se realizará otra ronda de pruebas.

Miguel Arturo Ojeda Siqueiros, presidente adjunto de la organización, puntualizó que ninguna persona podrá abandonar el hotel, sitio en donde se mantendrán concentrados, la única ocasión en la que salgan es para ir al estadio, de lo contrario serán sancionados.

Los peloteros que formarán parte de dicho torneo en su mayoría provienen del sistema de formación de la Academia Alfredo Harp. Son 106 peloteros de entre  15 y 23 años, chicos que ya han firmado con organizaciones de Grandes Ligas, son parte de la academia o han debutado en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB).

Incluirán a 12 jugadores que ya firmaron con organizaciones de Grandes Ligas: Javier Sánchez, Yemir Leal y Oscar Valenzuela (Kansas City Royals), Brandon Valenzuela y Cristian Pacheco (San Diego Padres), Edgar Zúñiga (Philadelphia Phillies), Carlos Pacheco (Chicago Cubs) Hansen López (Oakland Athletics), José Ignacio Rodríguez y Hendrick Briones (Los Angeles Dodgers), Jhoxan Alfaro (New York Mets) y Oliver Zepeda (Toronto Blue Jays).

Los cuales conformarán cuatro novenas que llevarán los siguientes nombre: Alfredo “Zurdo” Ortiz, Nelson Barrera, Daniel Fernández,  José Luis “Borrego” Sandoval, éstos dos últimos ex peloteros serán los managers del equipo.

En el caso de los dos primeros sus managers serán: Erik Rodríguez, actual manager de los Guerreros y José Macías, respectivamente.

Prevén contar con la presencia  de ligamayoristas como Víctor Arano, Roberto Osuna, Giovanni Gallegos, con el fin de que compartan su experiencia en la MLB con los chicos que comienzan su carrera como beisbolista.

Por otra parte, scout que representan a 26 equipos organizaciones de Grandes Ligas estarán presentes en el torneo para dar seguimiento a los prospectos.

 

Pin It on Pinterest