Hasta no hace mucho tiempo, los Golden State Warriors eran el mejor equipo en la NBA. En los últimos seis años tuvieron participación en todas las finales de la liga y ganaron tres títulos. Es más, en la temporada 2015-2016 quebraron el récord histórico de más cantidad de triunfos en una fase regular con 73 victorias y dejaron atrás la marca que habían logrado los míticos Chicago Bulls de Michael Jordan y compañía.

Pero a diferencia de lo que ocurrió años atrás, el presente de la franquicia de San Francisco no es el mejor. Con la ida de Kevin Durant del equipo, sumado a la baja por lesión de Klay Thompson, sólo quedan Draymond Green y Stephen Curry como los baluartes de un plantel que todavía está reconstruyéndose después de haber marcado una era en la NBA.

Y una clara muestra de la actualidad de los Warriors se vio en la jornada de viernes de la liga. Golden State sufrió una de las peores derrotas de su historia: cayó por 130-77 ante los Toronto Raptors. Sí, la diferencia en el marcador, que llegó a ser de 61 puntos en contra, finalmente fue de 53 unidades. En el historial, fue la tercera peor caída para el equipo de Curry, que no vio acción al igual que Green.

Una vez que finalizó el juego, Steve Kerr mostró toda su decepción ante la derrota en el diálogo con la prensa. “Lo viste”, dijo el entrenador de los Warriors cuando un periodista le consultó por su balance del partido. “Nos destruyeron. No hay mucho que decir. Humillante para todos los involucrados”, agregó.

Para Toronto, el aplastante triunfo significó un nuevo récord para la franquicia de victoria por margen más abultado: antes de este partido la marca la tenía un resultado final de 127-81 a Indiana Pacers en febrero de 2020. Por su parte, los Warriors se convirtieron en el cuarto equipo en las últimas 25 temporadas en estar por al menos 60 puntos debajo en el marcador del encuentro, según ESPN Stats and Information. El margen de victoria de 53 puntos de los Raptors también está empatado en el tercer lugar más grande en la historia de la liga para un equipo que está 10 o más juegos por debajo del 50 por ciento de triunfos.

“Creo que sin Steph y Draymon estábamos un poco sin dirección cuando las cosas se fueron cuesta abajo. No tuvimos la pelea interna que necesitábamos para superar la situación”, sumó Kerr en su análisis.

El más destacado en el abultado triunfo de Toronto fue Pascal Siakam que finalizó con 36 puntos anotados en 31 minutos (14-24 de campo). Además añadió siete rebotes, cinco asistencias y dos robos. El recién llegado Gary Trent Jr. (llegó a los Raptors en un canje con Portland) terminó con 24 puntos y cinco rebotes (6-9 en triples).

Golden State perdió seis de sus últimos siete partidos y sigue décimo en el Oeste con registro de 23 victorias y 26 derrotas. Por el momento, debería jugar un play in para intentar llegar a la postemporada de la NBA.

Pin It on Pinterest